+34 644 128 260 info@fheel.com

Twitter es una de las redes sociales que más utiliza el presidente de los Estados Unidos Donald Trump. De hecho, la ha convertido en el principal canal de comunicación con la sociedad. Desde que tomó el poder, Trump ha tenido varias polémicas con la red social Twitter. En primer lugar, El CEO de la red social, Jack Dorsey, ha pedido disculpas a través de la plataforma de microblogging por un problema técnico que obligó a más de medio millón de usuarios a seguir la cuenta en Twitter de @POTUS (utilizada hasta ahora por Barack Obama como presidente), después de que esta fuese entregada oficialmente a Donald Trump.

Ahora ha surgido un nuevo problema con esta red social y Trump y ha tenido que hacer modificaciones en su algoritmo. La red social asociaba la cuenta del magnate a búsquedas de términos como “gilipollas”, “manos pequeñas” o “racista”. Gracias a que un usuario se diera cuenta del error, la plataforma ha tomado medidas para desconectar esos términos asociados con la cuenta de Donald Trump. El nuevo presidente de los Estados Unidos es el más polémico hasta la fecha y sus estrategias de marketing le han llevado a la victoria. Una de las estrategias de comunicación a la que se aferró Donald Trump es hacer hinacipié en un aspecto, es este caso fue la inmigración. Incluso es el único tema que realmente lo posiciona en su sitio web.

Otra estrategia es el uso de un eslogan fuerte. En su caso, ha sido y es el de “Make America Great Again“, los responsables de comunicación del presidente lo difundieron por todos los medios posibles. Pero sin duda, la que más le ha beneficiado para su triunfo es la polémica, actuar de forma distinta a los demás y destacar por ello. n eso se centró gran parte de la estrategia de marketing de Trump.

La creación de una corriente, un movimiento fue otras de las estrategias que llevó a cabo. Es decir, hacer que sus seguidores se sientan identificados con las políticas. En marketing se traduciría a conseguir clientes leales a la marca. Esto sin duda, es una de las pautas más complicadas de conseguir con una marca. Por ello, los influencers ayudan a conseguir estos clientes ya que ellos tienen una audiencia leal.

Lo cierto es que Trump ha sabido manejar la situación y seguir pautas claras en el marketing para llegar al éxito de su carrera política. Al igual que como si de una marca se tratara, ha respetado los aspectos básicos de cualquier campaña de marketing. en cualquier plan de marketing ha de haber unos objetivos claros a cumplir para poner en marcha las herramientas adecuadas para conseguirlos.

No obstante, todo comienza por detectar al público al que quieres llegar, conocerlo y trabajar sobre él. Para ello, los influencers conocen mejor que nadie a tu público objetivo y por esto por lo que es ideal trabajar con ellos. Mueven a miles de personas en redes sociales y lo mejor de todo, tienen la capacidad para influir sobre sus decisiones de compra. Solo se ha de elegir al influencer adecuado para tu marca y empezar la colaboración. Desde Fheel es mucho más facil y sobre todo seguro ya que una de las cuestiones que siempre se han preguntad muchos directivos ¿es seguro? Pues bien, en Fheel no se aporta la cantidad de dinero al influencer hasta que tú como marca no validas el contenido. Si no es del todo correcto, no se publica la campaña.

Como bien ha hecho Donald Trump hay que saber diferenciarse de la competencia y colaborar con influencers de tu sector es una muy buena idea para aumentar tus ventas.