+34 644 128 260 info@fheel.com

A día de hoy, todavía hay personas que son reacias a reconocer la publicidad más allá de los clásicos anuncios en televisión, los emplazamientos en prensa, cuñas de radio o esas enormes vayas publicitarias. Hoy la publicidad va más allá y da un salto atrás al método más tradicional; la publicidad emocional, pero a su vez adaptada a su formato más moderno, el de la red.

La aparición de bloggers, videobloggers , youtubers e influencers de todo tipo en las redes sociales ha crecido exponencialmente. Todo ellos tienen un gran número de seguidores que ha hecho despertar en las marcas un ardiente deseo de conseguir acuerdos de colaboración para llegar a su público objetivo, y así es como surge una nueva estrategia de mercado conocida como marketing de influencers.

Llega un momento en el que hay que renovar para seguir captando la atención del público y de los consumidores, ya que sus preferencias y demandas van cambiando. Los anuncios convencionales ya no tienen el mismo impacto que antes, por ello se recurre a la publicidad emocional en redes sociales. Los usuarios buscan anuncios reales basados en recomendaciones o situaciones típicas de la vida. Nada de modelos despampantes y anuncios vacíos de significado.

La gran diferencia de la publicidad emocional respecto a la convencional, es que no llega a la audiencia de una panera intrusiva. Se trata de una recomendación de manera natural y no forzada que realiza un influencer sobre un público objetivo concreto.

 

La publicidad emocional también recibe la denominación coloquial del «boca a boca». Expresión que en nuestro idioma hace referencia al hecho de pasar información de manera verbal de una persona a otra. En el caso del marketing de influencers, con la publicidad emocional se consigue el mismo efecto que cuando un amigo te recomienda un restaurante para ir a cenar, un hotel para ir de vacaciones o una nueva aplicación del móvil. Si confías en las recomendaciones de tus amigos, ten en cuenta que el influyente actúa como tal pero de manera más masiva, gracias al empuje de las redes sociales.

Las claves de la publicidad emocional

 

Una de las principales y mayores virtudes de la publicidad emocional es que no hay intrusismo. La audiencia es la que acude a los influencers como prescriptores del mensaje y no al revés. Son personas fieles a sus canales, que no pierden detalle del contenido y que además siguen a esa persona porque conectan con ellos con un trasfondo emocional. Es por ello que el impacto de una marca o producto sobre una determinada audiencia está más que asegurado. Esta es la principal diferencia del marketing de influencers respecto a la publicidad convencional.

Además, otro de sus beneficios es el alto retorno de inversión. Según numerosos estudios, por cada dólar invertido la empresa recupera otros 7. Estos datos avalan que las campañas en las que se obtienen un valor ROI (Return On Investment), es porque la elección del influencer es la adecuada.

La publicidad emocional como respuesta a los anuncios racionales

 

La clave del éxito de los influencers está en las conexiones emocionales que entablan con sus seguidores. A largo plazo, la publicidad emocional puede ser más beneficiosa para la marca que la publicidad racional. Esto se debe a que se va quedando en nuestra mente poco a poco, sin que nos demos cuenta, de forma que llegamos a apreciar más a una marca casi de manera inconsciente.

Además, debemos tener en cuenta tres elementos fundamentales para maximizar el talento creativo de los influencers como de las marcas. Estos elementos son la credibilidad, la creatividad y la autenticidad.  Hay que seleccionar de manera inteligente al influencer, debe ser alguien que comparta los valores, sea usuario del producto o servicio y se sienta cómodo hablando sobre ese producto. Solo así podrá transmitir el mensaje a sus seguidores, un mensaje emocional donde se reflejará lo que siente el influencer.

Aunque el contenido creativo lo suele realizar el influencer, esto no quiere que tenga que realizar el todo el trabajo. Antes de lanzar la campaña se deben de dejar listas las condiciones, así como las pautas y objetivos. De esta manera, se le podrá guiar al influencer a desarrollar su estrategia y manejar su contenido como sea oportuno. Se trata de una tarea a dos bandas que si tiene buenos resultados, ambas partes salen beneficiadas.

En conclusión, las marcas deben apostar y darle una oportunidad a la publicidad emocional enfocada a esta era digital y de la revolución tecnológica, dejando a un lado la publicidad artificial y deshumanizada que ya no interesa a los consumidores.

Tus emociones están a salvo con Fheel

 

A pesar de que la vía de la publicidad emocional puede garantizarte éxitos, no significa que vaya a dar resultados de cualquier manera. Muchas campañas fracasan por no seleccionar al influencer que mejor conecta con el público de tu marca. En Fheel medimos el impacto de los influencers para ofrecerte al que mejor se adapte a tus condiciones. Te mostraremos los precios y una media de los impactos que consigue cada influencer una vez lanzada la campaña. Desde nuestro panel de control podrás ir siguiendo las analíticas de tu campaña, asegurándote de esta forma que tu inversión esté obteniendo los resultados esperados.

 

Conviértete en el rey de la publicidad emocional registrándote en Fheel

Probar campaña en Fheel  Es gratis!